¿Es necesario ayunar hoy en día? ¿Qué dice la Biblia del ayuno?

¿Es necesario ayunar hoy en día? ¿Qué dice la Biblia del ayuno?

¿Es necesario ayunar hoy en día? ¿Qué dice la Biblia del ayuno?

¿Para qué es necesario ayunar? ¿Qué beneficios trae a mi vida? ¿Qué dice la Biblia del ayuno? En primer lugar, ayunar abre nuestros ojos espirituales para recibir revelación y entendimiento. Nuestro espíritu se abre y se hace más sensible a la voz del Espíritu Santo cuando ayunamos. Recuerdo la historia bíblica de cuando El apóstol Pedro siendo judío, y como buen israelita tenía una mala opinión de los gentiles o no judíos. Ellos llamaban a los gentiles perros, y los despreciaban. Pero un día estando él, al parecer en ayuno, el Señor le mostró aquella visión del lienzo con animales inmundos que descendía del cielo, y oyó la voz que decía mata y come, no llames tú inmundo lo que yo he santificado. Al momento llegaron unos mensajeros de Cesarea con la misión de llevar a Pedro a la casa de un tal Cornelio quien había estado ayunando y vio a un ángel que le dijo que mandara a buscar a Pedro para que le predicara el mensaje del evangelio. Rápidamente Pedro entendió la visión que Dios le había mostrado, y fue con ellos, predicó a Cornelio y su familia, y todos fueron salvos desde ese día. Y esa fue la primera vez un cristiano le predicaba a un gentil, ya que Cornelio no era judío, y gracias a eso nosotros que no somos judíos también podemos recibir el evangelio y ser salvos. Pero que lindo es ver que todo comenzó por un ayuno. Pedro tenía su visión cerrada sobre este asunto, más Dios abrió su entendimiento ya que el ayuno abre nuestros ojos espirituales.

Como parte de esta apertura de nuestra visión y entendimiento, también recibimos guianza espiritual para saber qué pasos tomar en la vida. En ocasiones no sabemos qué paso tomar, y ayunar abrirá nuestra visión para conocer lo que Dios desea. Los apóstoles Pablo y Bernabé estaban en un ayuno, y el Espíritu Santo dijo “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.” Y de ahí salieron a su primer viaje misionero tras haber recibido guianza espiritual para su misión. También tenemos el ejemplo del piadoso rey Josafat, quien humilló su rostro he hizo pregonar ayuno a todo el pueblo para consultar a Jehová y saber qué hacer ante una situación difícil que hubo en Israel.

Yo he visto esto en mi vida personal, cuando ayuno el Señor abre mis ojos y entendimiento espiritual para comprender misterios que antes no entendía y también me da la guianza para saber qué pasos tomar en momentos difíciles de la vida. 

El segundo lugar, es bueno ayunar cuando tenemos un gran problema y necesitamos que Dios obre milagrosamente. Quizás te recuerdes de la La reina Ester, ella era una judía y esposa del rey Asuero en un reino lejano a Israel. Un antisemita llamado Amán, con trampas, logró una ley para eliminar a todos los judíos. Ante el peligro, Ester mandó a su pueblo a hacer ayuno por 3 días. Al final, el pueblo fue librado por un milagro de Dios y no perecieron. 

Si tienes una petición difícil para ti, como un milagro en tu familia, la salvación de un familiar, o cualquier otra situación difícil en la que necesitas urgentemente la ayuda de Dios, puedes ayunar pidiéndole fervorosamente al Señor para que obre con poder, y siempre verás el milagro hecho, pues no hay muralla que se resista poder del ayuno y la oración.

En tercer lugar, ayunar nos da autoridad espiritual sobre los demonios. En cierta ocasión los discípulos no pudieron echar fuera el demonio de un muchacho, luego que Jesús libertó al joven, ellos le preguntaron ¿por qué no pudimos nosotros echar fuera al demonio? Y Jesús le dijo que ese género no sale si no es con ayuno y oración. Hay algunos maestros errados que enseñan que ese género es la incredulidad, pero el pasaje no se refiere a eso, ya que la incredulidad no es un género ni un demonio, simplemente es falta de fe en un corazón endurecido, y además es obvio que se refiere al demonio usando el contexto. Por lo tanto, es importante saber que los demonios tienen distintos tipos de género y rangos. Efesios 6 dice que nuestra lucha es contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Así que los demonios tienen distintos niveles de poder y autoridad. Incluso hay hasta demonios tan poderosos que al parecer Dios los tiene atados hasta un día que serán sueltos según Apocalipsis. Por esto Jesús enseñó que hay ciertos géneros de demonios que para reprenderlos y libertar a alguien, es necesario ayunar para recibir la autoridad necesaria. Es por esto que el famoso evangelista Yiyi Ávila ayunaba tanto, él había comprendido los grandes beneficios de ayunar. 

En cuarto lugar, ayunar es ideal para cuando hemos pecado y queremos arrepentirnos. El pueblo de Nínive se arrepintió cuando Jonás les predicó, y promulgaron ayuno obligatorio en todo el pueblo. También David cuando le falló al Señor se metió en ayuno para pedir perdón por su pecado. Claro que si humillamos el cuerpo pero no el corazón de nada sirve, pero hay un secreto cuando ayunamos, y es que mengua nuestro orgullo y vanagloria para poder comprender nuestro error y pedir misericordia a Dios.

Y en quinto y último lugar, el ayuno es poderoso para humillar nuestros apetitos pecaminosos y someter nuestra carne a la voluntad de Dios. En ocasiones hay cristianos que han estado presos de vicios ocultos como la fornicación, pornografía, chisme o murmuración, y quieren ser libres. Ayunar, clamando a Dios por liberación, romperá con ese yugo de pecado. Isaías 10:27 dice que “el yugo se pudrirá a causa de la unción”. Cuando nos humillamos en ayuno, nuestra carne mengua y somos más humildes. Estamos alimentando el espíritu y humillando nuestra carne. No es casualidad que los hombres más humildes de la Biblia, Moisés y Jesús, fueron hombres que ayunaron durante 40 días. Porque el ayuno humilla nuestra carne y la somete al Señor debido que al mismo tiempo nos estamos llenando de Él.

Mi hermano querido, el ayuno es una práctica no obligatoria tal vez, pero sí importante para ciertos momentos de la vida cristiana. Jesús dijo que sus discípulos ayunarían después que Él fuera llevado al cielo. Hoy necesitamos ayunar para ver la mano de Dios moverse con poder. Los cristianos que están llenos del Espíritu Santo, por lo general practican el ayuno con frecuencia. Alguien dijo una vez si quieres ver lo que nunca has visto, has lo que nunca has hecho. Traza planes y proyectos espirituales y verás la mano de Dios moverse a tu favor.